Entrevista a Las Sexpeares: «Hemos seguido con la banda porque confiábamos no en petarlo, sino en que se vea quienes somos»

El power trío de rock alternativo con raíces vasco-argentinas, en marcha desde 2009, ha lanzado su quinto trabajo de estudio Sexpeares

 

 

El trabajo compuesto por cinco pildorazos de adrenalina sonora en los que, como ya es costumbre, van a morder con su particular estilo. Charlamos sobre ello con Belén B., voz y guitarra de la banda.

Acaba de salir a luz vuestro nuevo trabajo tras cinco años. ¿Cómo ha sido el recorrido hasta llegar a este EP?

La verdad es que se nos ha hecho complicado. Más que nada porque María y yo somos unas personas que nos rallamos mucho. Es como que nunca terminamos de estar a gusto con los temas que salen, muchos los echamos para atrás y al final se va atrasando la cosa.

Para este EP yo he reescrito letras de cinco canciones, y teníamos diez… [Risas] Al final se han quedado cinco y ha sido un poco locura, pero bueno, bien, hemos dejado las mejores y para el siguiente ya le he dicho a la psicóloga que no me voy a rallar tanto, que todo es válido.

Antes del lanzamiento solo habíais revelado un primer single, “Pégales fuego”. ¿Cómo se recibió este adelanto?

Sorprendentemente a la gente le está gustando mucho. El día que lo lanzamos salimos de fiesta María y yo y gente que no nos conoce, pero que sabe que somos de la banda, nos felicitó. Nos decían que era un cañonazo y estamos muy contentas.

Tiene ya desde el título un mensaje súper incendiario. Pero a mí lo que me llama la atención con respecto al resto de canciones del EP es que en “Pégales fuego” existen ese nosotros y ellos, mientras que el resto de temas van más orientados a una introspección. Por ejemplo en el “renovarse o morir” de “Capítulo final” o en “La de la ciudad”, que se nota mucho esa idea de desarraigo, de no pertenencia. Al final en ambas ponéis el foco en el yo. ¿Qué sentimientos os mueven para crear en estas dos direcciones tan diferentes?

Pues es que venimos de una época en que la derecha y los fachas están cogiendo mucha gracia para la gente y veíamos que teníamos que decirlo de alguna manera, que teníamos que expresar nuestras ideas. El resto no es lo mismo de siempre, pero sí es mucho más Las Sexpeares. Nosotras, o por lo menos yo, que soy quien hago las letras, siempre he hablado de mi mundo interior.

A la hora de componer, en cuanto a sonido, tenéis como inspiración una gama muy variada: punk, stoner, glam, gore… ¿Cómo explicarías el vínculo con esos sonidos?

Decidimos que después de habernos rallado tanto con las letras y con la composición no nos íbamos a rallar para nada con el sonido. Tenía que ser crudo y directo y así ha sido, de un modo que pegaba mucho con lo que decíamos.

Y el hecho de haber ido metiendo tantos estilos dentro de la coctelera, ¿de dónde surge? ¿Lo entendéis como una trayectoria natural?

Sí, es un poco eso. Nosotras escuchamos de todo, nos gusta la música urbana, rock de antes y de ahora, nos gusta el punk, folclore argentino. Creo que al final, sin querer, creas algo que tiene dejes de todo lo que escuchas.

¿Piensas que esta transversalidad ayuda a no caer en clichés musicales?

Puede ser, pero eso es bueno y malo a la vez. Porque vale, no eres como los demás, que está bien, pero tampoco encajas y es como que no estás. El otro día nos preguntaron a qué sonábamos y no supimos qué responder. ¿Indie-punk-rock alternativo? [Risas]

Esas chicas que bla, bla, bla, como pone en vuestra bio.

Sí, es que sí. No podríamos decidir.

Lleváis varios años funcionando como banda. ¿Qué queda de aquel grupo de los inicios y cómo os ha tratado el paso del tiempo hasta ser las Sexpeares de hoy?

La ilusión siempre está ahí, pero creo que en este tiempo hemos aprendido muchísimas cosas y no nos dejamos ningunear como antes. Al principio sí fue un poco duro. Teníamos 19 años y nos trataban como crías que no saben hacer cosas. Ahora hacemos las cosas como creemos que se tienen que hacer y ya está.

¿Y tenéis en mente una línea ascendente, o simplemente estar y fluir, que se dice mucho ahora?

Hemos seguido con la banda porque confiábamos no en petarlo, sino en que se vea quienes somos. Porque además la música que hacemos no sé yo si llega a un público supermasivo…

Una vez terminada la promo, ¿tenéis previsto presentar el EP en directo?

Pues ahí estamos. Vamos a tener conciertos en noviembre con Eruca Sativa, una banda argentina de la que yo soy muy fan desde hace tiempo y que ni puedo más de la emoción. Son unas genias. El 8 de noviembre tocamos en Madrid, el 9 en Málaga, el sábado 11 en la Rock City de Almácera, el 12 en Alicante, y el 13 en la Razzmatazz, de Barcelona.

¡Os deseamos mogollón de suerte presentándolo!

 

Texto: María Ibáñez

Fotos cedidas por El Dromedario Records.

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *