Guadarock: Crónica y fotos

El festival se celebró en Guadalajara organizado por la Sala Óxido

 

El pasado sábado 9 de septiembre se celebró una nueva edición del GUADAROCK, encuadrado en el programa de las fiestas locales de
Guadalajara y llevado a cabo en un marco incomparable, a los pies del Palacio del Infantado de la ciudad, su monumento más característico. Hasta allí se desplazó Rock & Destroy para asistir al evento.
Este festival, de carácter gratuito, está organizado por la SALA ÓXIDO de Guadalajara, a la cual hay que hacer una mención especial, pues se ha
convertido con el paso de los años en el nexo de unión entre ciudad y cultura musical.
El cartel para este 2023 -como en la edición anterior- se dividía en dos partes, una apuesta por la música local y dos cabezas de cartel, en esta
ocasión serían:
FAÜNA, ROTO, SONS OF AGUIRRE & SCILA y LOS DE MARRAS.
Pero esta vez, el GUADAROCK sumó a una inesperada protagonista, la lluvia. Y es que la tormenta que azotó la capital alcarreña estuvo a punto de llevarse por delante todo el ingente trabajo que desde Sala Óxido habían estado preparando pero finalmente, y con hora y media de retraso, el festival pudo comenzar, congregando a más de 3000 valientes a los que la lluvia no amedrentó.
Levantó el telón un grupo de reciente creación, FAÜNA-DESNÜDA formado por:
Clara (guitarra y voz), Adela (bajo), Rosa (voz) y José Luís (batería) que hicieron repaso a los temas que han compuesto hasta la fecha.
Abrió en forma de cantautora Clara, alzando su voz y guitarra ante el público que ya se congregaba en la zona. Sería la parte de
Desnüda, con los temas Ejército, Me Permito, Ser la Tierra y M. Poco a poco se sumaron los demás miembros hasta estar los cuatro sobre las tablas y sonaron Humo, Por no Incendiar, Paz en sí Menor, Vientos del Pueblo, Corta las Cuerdas y Ardo.
A pesar del corto set-List, el sonido y puesta en escena fue -como durante todo el festival- perfecto y es que, a pesar de ser grupo de nueva
creación, algunos de los miembros de la formación ya han tenido experiencias en estas lides, y así por ejemplo, Clara y Adela habían tocado ya en el  Guadarock con su anterior banda.  Aunque el público todavía no era numeroso, sí que fue muy entregado con Faüna y disfrutó bastante de la actuación, atrayendo con sus melodías cada vez a más gente. Habrá que seguir de cerca la evolución del cuarteto que dejó muy buen sabor de boca.
Tras el cambio de instrumentos y otros enseres, y volviendo a parar otra vez por la lluvia, fue el momento de ROTO . La banda formada por
Juan Carlos (voz y guitarra), Rubén (guitarra), Yuli (bajo) y Javi (batería), tenían la oportunidad de brindar a su ciudad el directo que les ha llevado  a tocar durante su última gira “Criaturas de Bar” , a casi 30 emplazamientos. Y es que los alcarreños son ya veteranos en estas lides, y esto se notó desde los primeros acordes de Karma, con la que abrieron un auténtico bolazo.
Repasaron prácticamente sus dos EP ́s en totalidad (Vidas de Estraperlo y Criaturas de Bar), y tuvieron tiempo para dos versiones,
Azulejo Frío de El Drogas y Sucede de Extremoduro. Un sonido total, comunión con el público (lanzamiento de camisetas incluido), un “buen rollo” entre los miembros que se transmitía hacía el auditorio que en esos momentos prácticamente llenaba el lugar. Cerraron el concierto con sus dos temas más conocidos, el coreado Roto, que da nombre a la banda, y Whisky Sin Hielo.
Seguramente, y lo escribo después de haberles seguido de cerca, haya sido su concierto más redondo hasta la fecha. A partir de ahora los veremos menos por los escenarios ya que, como confirmaron a Rock And Destroy, tienen en mente centrarse en sacar nuevas canciones.

 

Con una espera algo más larga, el GuadaRock daba paso a sus dos cabezas de cartel. Era turno para SONS OF AGUIRRE & SCILA que habían
suscitado una gran expectación y es que la unión de estas dos bandas están dejando auténticos himnos en lo que se puede denominar rap-metal. Letras de carácter político y social, punzantes, reivindicativas, irónicas, que se clavan enla cabeza y te hacen reflexionar; que se suman a riffs agresivos, cambiantes ritmos de batería, bajo atronador; y que además, tiene en el directo su mejor arma. Por diversos motivos, era la primera vez que un servidor veía a SoA/Scila en vivo y… lo tienen todo, enganchan al público desde la primera canción -en este caso, Fueron Pocos-, hasta la última, Valley of The Fallen.
Con su formación habitual, voces de David “ WillyLet” y Víctor “MC Endesa” (Son of Aguirre) y Edgar (voz), los dos Rubén (uno batería y otro
 bajo), Edu (guitarra) y Víctor (guitarra) de los alicantinos Scila; Repasaron su producción en común resumida en 14 temas que llevaron a hora y media de concierto en la que el público no paró de saltar, “poguear” y por supuesto cantar, destacando Guillotina, la ya citada Valley of the Fallen
y por encima de todas Cristales Rotos que resume lo que son las letras de la banda.
Ya sólo faltaba para poner la guinda al festival los valencianos LOS DE MARRAS, banda en activo desde 1995, que supuran por los poros rock urbano o como dicen ellos, guarrocanroll y que dieron el salto a los grandes conciertos como cabeza de cartel con su muy redondo disco de 2014
Surrealismo, donde se encuentran sus más conocidos temas.
Agustín (voz), Nelo (guitarra), Warrior (guitarra), Dani (bajo) y Pau (batería) – Iñaki sigue convaleciente de su lesión-, salieron a comerse la
abarrotada plaza, y es que el listón lo había dejado alto Sons Of Aguirre.
Comenzaron con A tú Vera repasando a partir de ahí su extensa discografía y dejando que el público ayudase con sus voces durante todo el concierto coreando por ejemplo Encadenado, Jugaremos o Malabares. Pero si hay algunos temas archiconocidos y que el auditorio esperaba, fueron los tres últimos: Ruido, Sexo y el hit por excelencia del grupo,
Hoy, que terminaba con una hora y media de concierto muy serio, en el que se nota la carretera de los valencianos. La lluvia de púas y baquetas daba paso de nuevo a la lluvia atmosférica que parecía haber esperado al final del festival para volver a aparecer y poner rápidamente el cierre del mismo.
Se cerraba un sobresaliente Guadarock 2023, que la lluvia finalmente no consiguió deslucir y que pone el listón altísimo para una posible edición 2024.
Veremos…
Texto y fotos: José Carlos Soria Parra. (Todos los derechos reservados)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *